Bienvenido al sitio oficial de Ricardo Golovko

Lo invitamos a recorrer la trayectoria del artista
su paso por diferentes escenarios nacionales e internacionales
y por sobre todo disfrutar de sus obras
Comenzar

Acerca de Ricardo

Carrera

Nació en LA PLATA el 10 de diciembre de 1952. Su inclinación por la pintura lo lleva desde prácticamente su infancia a tomar contacto - a través de amigos de sus padres- con dos grandes maestros argentinos: Juan Agustín Basani , pintor boquense por adopción, amigo de Quinquela Martín, cuyas obras forman parte del patrimonio del Museo de la Boca, y el ya nombrado Benito Quinquela Martín con quien Ricardo Antonini Golovko tuvo más de una charla en las que aprovechó para nutrirse de unos cuantos conceptos y reflexiones del gran maestro argentino. La temática de sus trabajos es amplia, abordando paisajes marinos, la actividad rural y sus distintos personajes. En marzo de 2001 y después de una larga “impasse” dedicada a desarrollar su profesión de Contador Público, retoma los pinceles y los bastidores dándole un renovado impulso a su actividad artística, exponiendo colectiva e individualmente en La Plata y Buenos Aires. También obtuvo premios y menciones en salones de pintura figurativa. Actuó como jurado para la Asociación de Artistas Plásticos de la Provincia de Buenos Aires.

Exposiciones

Asociación de magistrados C.A.B.A

Mitra Arte Argentino Contemporáneo.

Bolsa de Comercio de la ciudad de Buenos Aires.

Cámara Argentina de la Construcción.

Hotel Howard Johnson Inn Corregidor.

Sala de exposiciones Hipódromo de La Plata.

Hotel Elevage de la ciudad de Buenos Aires.

Casa de Rusia en Buenos Aires.

Galería “La Carbonería”.

Casal de Catalunya San Telmo.

Bolsa de Comercio de la ciudad de La Plata.

Conservatorio de Música Gilardo Gilardi.

Hipólito Resto Arte.

Bienal del Fin del Mundo – Usuahia

Cámara Empresaria de Lanús - Pcia de Buenos Aires.

Galería Mitra de Arte Contemporáneo.

Galería Del Riachuelo-Buenos Aires

Proyección

Instituciones que han incorporado a su patrimonio pictórico obras de Ricardo:

Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Capital Federal.

Casa de Rusia en la Argentina.

Centro Naval Armada Argentina La Plata.

Además de coleccionistas argentinos, sus trabajos han sido adquiridos por residentes de Italia, España, Inglaterra, Francia , Estados Unidos, Canadá, Brasil, Chile, Panamá, Rusia, Japón y Nueva Zelanda.

Sus obras se han difundido en canales de TV por cable y revistas de actualidad cultural de la Argentina.

Convocado a integrar el LIBRO DE ARTISTAS, que fuera editado con motivo de cumplirse los 21 años de trayectoria del Museo Luis Perlotti (CABA) y en el marco de "Buenos Aires Capital Mundial del Libro" (Diciembre de 2011)

Expositor permanente en galería Mitra, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Críticas

La idiosincrasia de los trabajos y la poetización de los elementos

El creador argentino Ricardo Golovko plasma claramente su predilección por la temática marina y también por sus relaciones entre el hombre y los animales, a los que presenta en perfecta simbiosis. Siempre en acción, sus temáticas demuestran un espíritu laborioso basado en la constancia y la determinación. Es un admirador de las profesiones, de los marineros, barcos, barcas de pescadores y de su entorno. En este sentido se trata de oficios que están relacionados de forma directa con la naturaleza, permitiéndose una cierta libertad de tratamiento cromático, incidiendo especialmente en su elaboración de los cielos y del agua del mar. Exhibe cielos cubiertos de nubes de lluvia, o bien cielos azules despejados, cruzados por nubes blancas. También profundiza en la dinámica de la composición, permitiéndose una investigación del color, tratamiento gestual y lumínico del mismo, presentando conformaciones de paisaje caracterizadas por su sutilidad y su calculada densidad, especialmente la de los cielos. Siempre orientando su trabajo pictórico procurando incidir en determinados puntos de luz que le dan el contraste adecuado. Por otra parte concentra en su obra el reflejo de los cielos en el agua del mar, como si fuera una continuación de los mismos, dentro de una coherencia y contraste armonioso, en el que todo es singular y específico. Singular porque supone incorporar tierra y cielo dentro de un mismo concepto gracias a la lámina de agua que sirve de aglutinante. Específico, porque es un paisajista que domina la composición a partir del color, pero sin renunciar al dibujo que introduce como contraste y también como medio definidor. Es un pintor cromático, que emplea la temática para abordar la idea de la naturaleza supeditada a la laboriosidad del hombre, siendo permisivo con ella, dado que no la convierte en mero instrumento estético. Es decir que capta su alma, inoculándola de tal forma que no actúa como elemento de contraste negativo, sino todo lo contrario. Inserta, nos inserta dentro del contexto de la armonía sustancial, empleando óleo sobre tela, delimitando con aprecio la densidad sutil introducida, para evitar expresiones bruscas, concentraciones asimétricas o destellos grandilocuentes de color que lo único que lograrían sería destruir la complicidad poética que plasma en su obra. Es un creador plástico costumbrista, pero, a la vez, respeta la idiosincrasia de las sensaciones, profundizando en los ambientes, a partir de la utilización generosa del color, nutrido de gamas intermedias y tonos calculados que pulen la dinámica compositiva, inoculando efervescencia equidistante, candor alegórico, en un contexto marcado por la expresividad lumínica y la preponderancia del agua que se convierte en protagonista. La figura humana es importante, pero siempre la emplea para complementar la dinámica de paisaje, apuntando trazos, siendo el esfuerzo iconográfico figurativo que combina con la tendencia abstracta del resto de la composición. En sus marinas con barcos, barcas, etc. son estas las que sustituyen al ser humano, siendo perfiladas con precisión, cuidando de los detalles, pero sin abusar de ellos, dado que lo importante es el sentido general que confiere, en el que el color marca la pauta, pero, también, se deja notar la importancia del dibujo.

Joan Lluis Montané. De la Asociación Internacional de Críticos de Arte.

Senda Personal y de grata aventura

Golovko ensaya su mirada sobre el mundo de las naves y del campo abierto, trazando nubes de atrayente misterio y excelente resolución. Su trazo es generoso como el comienzo de un mundo en formación, y de esa arcilla primigenia el artista alza un orbe de resonancias moduladas con amorosa y conmovida visión. Pero, y atinadas son las palabras del crítico Ricardo Alvarez Martín, en su paisaje el humano insinúa pero no perfila existencia: late por ausencia, por sombra que perdura, fugaz, sobre barandillas, popas ó proas, en alguna mirada perdida hacia el horizonte y que regresa en memorias. Algunos barcos reposan, aguardando nuevas mareas, y otros retornan después de olas y distancias...


Golovko sabe encender y despertar recuerdo y poesía en cada espectador, en cada corazón, en cada oculto rincón de la memoria. Y siempre sus cielos, enmarcando el espacio plástico, auguran tempestad ó noche. Y sus paisanos, que se pierden hacia el horizonte, cantan la misma melodía de nostalgia en una vida endeble, efímera sobre la tierra, pero a la que el artista brinda su amor... Y enciende el nuestro.

Profesor Jorge Héctor Paladini, La Plata, Argentina, Agosto de 2010.

La luz del puerto, del campo y los sueños

Dueño de buenas técnicas , manejo de luz y cariño por los temas en que explaya su paleta , ajeno a modas efímeras y vientos sin mañana , Golovko explora el mundo inmediato y recoge, así , su estímulo para su labor creadora. Circula por un puerto cercano , por naves que regresan , parten o reposan en color y formas logradas , y con un leve toque de melancolía que alude, secretamente, al perenne y antiguo viaje del corazón humano. Aguas y cielos son resueltos sin gestos , y con suave y sutil sensualidad. Nubes de azules vibran al compás de soles o estrellas, y Golovko canta en estas una libertad de rara y grata poesia. Breve de anécdota pues su hondura excluye el gesto y el discurso, Golovko incursiona, y con excelente fruto, en lo urbano , alzando tareas de límpida factura y temblorosa luz. Pero no ha ido al monumento ni a la historia, pues ha buscado la historia menuda, aquella que comparte desde su infancia y sueños con el mundo que recorre enamorado. Aparecen entonces , unos muros y unas figuras vagas que comparten una siesta, sus cigarras y una charla lejos de la agitación, de la furia del sonido de la jornada.O una esquina circulada por vecinos y recuerdos que hoy, quizás , ya no estén , pero que Golovko ha rescatado del silencio y la indiferencia de los días. Y allí , en lo inmediato, en paisaje y humanidad , vibra el artísta y recoge la semilla fecunda de la vida, esa cosecha de belleza y magia que ha logrado ,sabiamente , plasmar en cada muestra que nos aguarda , con su lección de fe. Profesor Jorge Hector Paladini , La Plata , Argentina. Mayo de 2007.

Sus Obras

portfolio img 1
portfolio img 2
portfolio img 3
portfolio img 4
portfolio img 3
portfolio img 4
portfolio img 1
portfolio img 2
portfolio img 2

Contacto

A instituciones de bien público que quieran contar con la participación de Ricardo en eventos con fines de ayuda humanitaria, contactarse a: ricardogolovko@gmail.com